Dragones de Cuera: españoles en el Salvaje Oeste

Nombre: Dragones de Cuera
Lugar: Estados Unidos/España
Época: Siglo XVII
Arma favorita: Lanza
Características: Rápidos y efectivos

Antes de que la famosa caballería estadounidense se enfrentara con los indios nativos americanos, los españoles ya se encontraban en esos territorios.

España controlaba numerosos territorios en lo que hoy es Estados Unidos. Había rutas de comunicación entre México y California y entre Florida y Texas pero su dominio llegaba también a las Montañas Rocosas, las dos Dakotas, Alaska y Canadá.

Para controlar este territorio tan amplio se hizo necesario establecer un sistema de protección de costas y puertos con soldados entrenados al estilo europeo que se complementaba con la protección del interior.

¿Sabías que...
Los soldados españoles en América tuvieron que enfrentarse con apaches, sioux y comanches en especial por el control de aquellas tierras.

En este contexto surgen los Dragones de Cuera o Soldados Presidiales, llamados así por los presidios, el equivalente español a los fuertes norteamericanos. Su misión era proteger las misiones, los poblados, los ranchos y las tribus aliadas. Además, protegían las rutas de comunicaciones entre México y California y Texas y Florida.

Los primeros Presidios se construyeron en el año 1570 alcanzando el número de cincuenta a comienzos del siglo XVII

Los territorios en los que actuaban eran el norte de México, California, Arizona, Nuevo México y Texas aunque su radio de acción podía extenderse a otros sitios como Nevada, Oklahoma, Kansas, Arkansas y Colorado.

En el año 1771 se reforzaron los presidios a modo de línea defensiva contra los indios, especialmente los comanches, y que además se comunicaban con una línea de correo mensual.

¿Quiénes formaban los Dragones de Cuera?

Aquellos soldados que querían pertenecer a los Dragones de Cuera tan solo tenían que solicitarlo ya que se trataba de un reclutamiento voluntario. Había que firmar un contrato de 10 años.

Había que cumplir ciertos requisitos como hacer cumplido los dieciséis años, medir más de metro y medio, tener buena salud, profesar la fe católica y estar libre de pecado.

¿Sabías que...
Desde 1773 hasta el año 1781, el 50% de los Dragones de Cuera eran soldados españoles. El 37% eran mestizos o mulatos y el 13% restante eran indígenas.

En principio, los oficiales de los Dragones de Cuera siempre eran españoles; después fueron también italianos, valones o de otras zonas del Imperio pero siempre europeos.

La mayoría de estos soldados habían nacido ya en el territorio conocido como Nueva España por lo que ya estaban acostumbrados a las duras condiciones de la tierra.

No solamente estaban hechos al clima sino que también conocían las tradiciones y las costumbres, siendo así grandes conocedores de la zona y sus habitantes.

El uniforme de los Dragones de Cuera

Aunque se crearon a finales del siglo XVI, no fue hasta el año 1772 cuando quedó regulado cómo debía ser el uniforme que vestían los Dragones de Cuera. El reglamento decía así:

El vestuario de los soldados de presidio ha de ser uniforme en todos, y constará de una chupa corta de tripe, o paño azul, con una pequeña vuelta y collarín encarnado, calzón de tripe azul, capa de paño del mismo color, cartuchera, cuera y bandolera de gamuza, en la forma que actualmente las usan, y en la bandolera bordado el nombre del presidio, para que se distingan unos de otros, corbatín negro, sobrero, zapatos y botines

En este reglamento se menciona la cuera, que es precisamente la prenda que dio el nombre a estos soldados. La cuera era un abrigo largo sin mangas hecho con hasta siete capas de cuero y que demostró ser muy resistente a las flechas lanzadas por los indios.

¿Sabías que...
Al principio, solamente los oficiales llevaban cuera.

Estas cueras sustituyeron a las incómodas y pesadas corazas metálicas que habían usado los soldados en siglos anteriores. Aunque podían llegar a pesar 10 kilos, las cueras ofrecían muy buena protección. Con el paso del tiempo, la cuera se aligeró hasta proteger solamente el torso.

Además, también se sustituyeron los cascos de acero por una especie de sombreros de cuero endurecido. Ofrecía la misma protección pero además, era más eficaz contra el frío y el calor.

Los pantalones del uniforme también se fabricaban con cuero por las mismas razones.

Las armas de los Dragones de Cuera

El reglamento mencionaba cinco armas principales: una espada ancha, una lanza, una adarga, una escopeta y unas pistolas.

La adarga o redondela era una especie de escudo de estilo árabe fabricado mediante dos círculos interseccionados hechos en piel. Solían decorarse con los cuarteles de Castilla.

Sin embargo, los Dragones de Cuera también debían tener otras posesiones: seis caballos, una mula y un potro. Estos animales les servirían para controlar mucha extensión de territorio ya que podían cambiar rápidamente de montura si un animal se cansaba demasiado.

¿Sabías que...
En una espada encontrada en Kansas se lee la siguiente leyenda: “No me saques sin razón, no me envaines sin honor”

Algunos especialistas consideran que su armamento era bastante anticuado teniendo en cuenta el tipo de armas que portaban los soldados que luchaban en Europa.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que los Dragones de Cuera formaban grupos de 16 hombres que no podían enfrentarse a una carga de los indios tan solo con armas de fuego, teniendo en cuenta el tiempo que se tardaba en recargar y disparar.

Las banderas y estandartes de los Dragones de Cuera debían mostrar los cuarteles de Castilla aunque también solían mostrar la Cruz de San Andrés

Además, en la gran mayoría de los enfrentamientos había que pelear cuerpo a cuerpo por lo que las armas blancas se hacían indispensables.

La organización de los Dragones de Cuera

Al comienzo de su creación, las compañías de Dragones de Cuera tenían entre 14 y 50 hombres a finales del siglo XVII.

Ya en el siglo XVIII, solía haber entre 20 y 100 dragones además de algunos exploradores indígenas pero igualmente era difícil encontrar compañías completas en las distintas guarniciones.

¿Sabías que...
Finalmente, con la reglamentación establecida en 1772, se definieron las compañías de dragones que debían tener la siguiente composición: un teniente, un capitán, un sargento, un alférez, dos cabos, un capellán y cuarenta soldados. Además, se añadían rastreadores indígenas procedentes de las tribus aliadas.

Más tarde, en 1778, estas compañías se reforzaron con otro tipo de soldados que no eran Dragones de Cuera. Se trataba de una especie de tropa ligera sin número definido que no llevaba cuera y usaban pistolas, sables y carabinas.

¿Cómo actuaban los Dragones de Cuera?

El principal modus operandi de los Dragones de Cuera era su temible carga con lanzas que conseguía sembrar el miedo entre los enemigos y hacer que rompieran filas.

Cuando llegaba al presidio la noticia de algún ataque, una decena de Dragones de Cuera saltaban sobre sus caballos y cabalgaban a toda velocidad en busca de los asaltantes.

En ocasiones, podían recurrir a la ayuda de indios aliados pero la mayor parte de las veces no daba tiempo a reclutarlos y preferían montar rápidamente y comenzar la persecución cuanto antes.

El grito de guerra de los Dragones de Guerra era “Santiago, y a ellos”

Si el caballo se agotaba, lo cambiaban por otro, lo que provocaba que se perdieran muchos caballos.

Los indios solían escapar por las montañas que conocían como la palma de su mano pero en muchas ocasiones eran capturados por los Dragones de Cuera debido al cansancio.

Los Dragones de Cuera derrotan a los comanches

Los comanches comenzaron a emigrar hacia el sur empujando a otras tribus y haciendo que los Presidios tuvieran que ser reforzados ante la agresividad que mostraban.

Este movimiento de los comanches se debía a que querían conseguir caballos de los españoles y a que los franceses e ingleses les presionaban desde el este así como a los ataques que recibían de los Sioux.

Finalmente los comanches se establecieron en una zona vacía que comprendía el actual estado de Oklahoma, el este de Nuevo México, el sudeste de Colorado y Kansas y el este de Texas. Esta zona fue llamada “La Comanchería” por los españoles.

En el año 1779 Nueva España decide enviar a los Dragones de Cuera a una expedición de castigo contra los comanches, quienes presionaban desde el norte a otras tribus, especialmente a los apaches.

Aunque por lo general las expediciones de los Dragones de Cuera no solían comprender a más de 200 soldados, en esta ocasión se reunió a 600 hombres a quienes ayudaron además 200 indios apaches.

¿Sabías que...
Los Dragones de Cuero se movieron solamente de noche, cubriendo los cascos de los caballos con trapos para no hacer ruido. Tras recorrer casi 1.000 kilómetros, lograron dar alcance a los comanches.

Tras asaltar su campamento, acabaron con las vidas de un centenar de comanches. En esa ocasión, el jefe comanche Cuerno Verde, conocido por su crueldad y odio hacia los españoles, logró escapar pero fue capturado y ejecutado más tarde.

Esta victoria tuvo un gran impacto debido al prestigio y reconocimiento que Cuerno Verde tenía en otras tribus por lo que pronto fueron muchas las que pidieron la paz.

El final de los Dragones de Cuera

Los Dragones de Cuera no sobrevivieron mucho más allá del siglo XVIII. Al final de esta centuria, la cuera se acorta hasta la cintura hasta que deja de usarse progresivamente y las armas de fuego se hacen más efectivas y ligeras lo que favorece la aparición de nuevas unidades.

En 1821, España retiró la bandera de sus territorios y con ello desaparecieron los Dragones de Cuera

Algunas de estas unidades que sustituyeron a los Dragones de Cuera fueron los Cazadores de Nueva Vizcaya, los Húsares de Texas o las Compañías de Infantería de Voluntarios Catalanes.

Otros guerreros que pueden ser de tu interés:

 

Vídeo sobre los Dragones de cuera

En esta escena de una película se puede ver como actuaban los Dragones de Cuera ante diversas situaciones, en esta en concreto, como cazan a unos tramperos ilegales.